Los Cinco Principales Errores de Gestión de Calidad que afectan la Excelencia Operacional

Los Cinco Principales Errores de Gestión de Calidad que afectan la Excelencia Operacional

El problema de garantizar la calidad en la producción es eterno. Lo que cambia son las complejidades de estos problemas y cómo responsables de la toma de decisiones responden ante estos. Las empresas líderes del mercado están desarrollando un modelo de excelencia operacional que alinea los objetivos financieros y operacionales con la combinación adecuada de personas, procesos y nuevas tecnologías. Estos recursos son esencialmente un kit de herramientas para luchar y prevenir las adversidades que surgen en las operaciones cotidianas.

Dentro de este marco de excelencia operacional, es importante tener en cuenta que las capacidades de las personas, los procesos y las tecnologías deben considerarse dinámicas. Las personas de hoy, por ejemplo, aportan una gran cantidad de capital intelectual e innovación, como las certificaciones Six Sigma, que les ayudan a comprender y utilizar mejor las métricas operacionales. Del mismo modo, la automatización de procesos tiene funcionalidades de desglose mucho más fuertes, y las tecnologías emergentes están conectando datos a nivel empresarial.

Debido a la naturaleza del cambio rápido en estos recursos, es comprensible que los ejecutivos no estén completamente actualizados o no utilicen las últimas tendencias tecnológicas. A continuación, se destacan cinco de los errores más grandes que los responsables de la toma de decisiones están cometiendo en las estrategias de gestión de calidad que pueden impedir que su empresa alcance la excelencia operacional.

1. Métricas Operativas y de Calidad Subutilizadas

Los ejecutivos y gerentes de planta constantemente hacen referencia a los indicadores (KPI’s) en reuniones y discusiones, pero no todos ellos están aprovechando todo su potencial. Desafortunadamente, muchas empresas están subutilizando el poder de estas métricas, quedando rezagadas en relación con los competidores sin darse cuenta porque no tienen la capacidad de comparar el benchmark. Al integrar un sistema para medir el progreso en su marco de excelencia operacional, puede comparar y priorizar las áreas que más afectan el rendimiento de su negocio. Algunas métricas relevantes son el costo de calidad, la efectividad general del equipo y la introducción de nuevos productos.

2. Sistemas de Gestión de Calidad Desconectados

Hay muchas aplicaciones empresariales disponibles, así como soluciones que adaptan funcionalidades específicas. Aunque las empresas implementan softwares para aumentar la visibilidad, al elegir aplicaciones diferentes para cada parte de la cadena de valor, la comunicación organizacional puede volverse más difícil. Para complicar aún más las cosas, las actividades de fusión y adquisición de empresas pueden crear problemas de compatibilidad, que no siempre se resuelven de inmediato. La estandarización de toda la empresa y la interoperabilidad de las tecnologías deben ser un foco principal en la creación de objetivos estratégicos. El software de gestión de calidad empresarial (EQMS) es beneficioso aquí.

3. Datos de Producción Aislados

Los ejecutivos y los gerentes de planta idealmente desean un sistema que proporcione datos detallados que puedan ser monitoreada en una ubicación central. Interna (p. Ej., Productos, líneas de producción y plantas) y externamente (p. Ej., Actividades aguas arriba y aguas abajo), una mayor visibilidad permite comunicación y toma de decisiones entre equipos multidisciplinarios. Muchas organizaciones carecen de la capacidad de tener discusiones informadas sobre cómo varias partes de la cadena de valor interactúan entre sí y cómo pueden mejorarse. Una vez más, las aplicaciones empresariales como EQMS y la planificación de recursos empresariales pueden proporcionar más claridad para las empresas Productivas.

4. Apoyo Inconsistente del Líder

Ya sea que se trate de seguridad, sostenibilidad, calidad u otras áreas, cualquier iniciativa necesita apoyo de arriba hacia abajo. Algunas empresas, por ejemplo, intentan mejorar las capacidades de calidad con EQMS y fracasan porque el soporte para la implementación a nivel de empresa no se extendió por toda la organización. Para una iniciativa de calidad, la aceptación ejecutiva es imprescindible para su éxito. Esto debe ser canalizado desde arriba por un cambio en la cultura de la empresa, los programas de recompensas e incentivos, las campañas de marketing interno y los programas de educación para empleados.

5. Ser Reactivo en lugar de Proactivo

Las principales empresas productivas tienden a mantenerse a la vanguardia porque los que toman las decisiones no solo usan sus recursos para tener un buen desempeño; si no que los usan como una herramienta proactiva que mira hacia el futuro. Las empresas que se quedan atrás a menudo no están al día con las tendencias y regulaciones cambiantes de la industria y no están aprovechando adecuadamente las tecnologías de mantenimiento para los equipos. Para rectificar estos problemas, los ejecutivos y gerentes de planta pueden unirse a asociaciones de la industria para mantenerse a la vanguardia de las noticias y los cambios. También, pueden implementar mantenimiento preventivo, midiendo el progreso con métricas como la fórmula de Eficiencia Promedio del Equipo (OEE), este es un método que permite medir el rendimiento de una unidad de fabricación en particular. El OEE tiene en cuenta la disponibilidad, la eficiencia y la calidad, y su medición ha demostrado ser muy beneficiosa para las principales empresas manufactureras.

Al no aprovechar las capacidades crecientes de las personas, los procesos y las tecnologías, las empresas manufactureras corren el riesgo de quedarse atrás. Las métricas, los sistemas de gestión de calidad, los datos de fabricación, el liderazgo y la proactividad deberían ser de interés en su marco de excelencia operacional. Como se mencionó, EQMS puede facilitar e incluso mejorar muchas de estas áreas.

La reciente investigación de LNS “Research Spotlight”, entrega una guía de como las mejores prácticas del software de gestión de calidad empresarial y sobre cómo los responsables de la toma de decisiones pueden incorporar EQMS y calidad en su marco de excelencia operacional.

Este artículo apareció por primera vez en línea el 25 de julio de 2012, en Quality Digest Daily, un socio en línea de Kaizen Institute.

Recent Posts

Mejorando los procesos de servicio y soporte: The KAIZEN™ Way
KAIZEN™ en la Organización y en la Estrategia
A3, la herramienta de los profesionales
 

¿Está interesado en los servicios de consultoría de Kaizen Institute?

Ayudamos a los clientes a lograr grandes resultados al poner en práctica paradigmas disruptivos.

¿Está interesado en las formaciones de Kaizen Institute?

Las formaciones de Kaizen Institute incluyen aprender la teoría, ponerla en práctica tanto en ejercicios como aplicado a su realidad y su Gemba

Newsletter

Reciba las últimas noticias sobre Kaizen Institute. Suscríbase ahora.

* campos necesarios

arrow up