¿Cómo ser sostenible y eficiente?

¿Cómo ser sostenible y eficiente?

La sostenibilidad es ahora una de las principales prioridades estratégicas de los países europeos y de la mayoría de las empresas industriales. Dentro de este ámbito, la descarbonización y la economía circular son las principales líneas de acción de varias empresas del sector, como compartieron Roca, Storopack y recircular en el evento dedicado a las últimas tendencias y desafíos relacionados con la sostenibilidad. Sin embargo, el éxito de su implementación depende de diferentes factores.

Descarbonización

Alcanzar los objetivos del Acuerdo de París (limitar el calentamiento global a 1,5 °C) y del Pacto Verde Europeo (hacer que Europa sea neutra en carbono hasta 2050) solo será posible mediante el compromiso de la industria de reducir masivamente sus emisiones. De hecho, para mantener el nivel de calentamiento en 1,5ºC será necesario un ritmo de descarbonización global casi cinco veces superior al observado en 2019.

Tanto en la industria de capital intensivo, en la que el consumo de energía suele ser elevado, como en los productores con menos equipos pero con gran cantidad de movimiento de materiales, la descarbonización se convierte en un pilar estratégico, garantizando también un gran ahorro en la cuenta de resultados.

Cómo hacerlo

En primer lugar, hay que poner en marcha un proyecto de mejora de las operaciones enfocado en reducir el consumo de energía. Esto empieza con un análisis detallado del estado actual en cuanto a la productividad de las operaciones y también de la eficiencia energética de los principales equipos existentes. En este caso, la sensorización desempeña un papel fundamental al permitir una medición asertiva a lo largo del proceso de producción. A continuación, es necesario realizar un análisis causa-efecto de las principales oportunidades e implementar soluciones como la estandarización de los parámetros de operación de los equipos y la optimización de los tiempos de parada. Paralelamente, deben analizarse también todas las operaciones logísticas internas y externas con el objetivo de minimizar todos estos movimientos, concretamente mediante la implementación de una ruta estandarizada, como el mizusumashi o el milkrun.

Tras la optimización de las operaciones, debe promoverse el cambio a energías limpias, como la solar o la eólica. Y, por último, si es necesario, deben implementarse medidas para compensar las emisiones.

Economía circular

El modelo económico actual se basa en la Economía Lineal y sigue las siguientes fases: extracción de recursos, producción, venta, consumo y gestión de residuos. Este modelo genera grandes cantidades de residuos, valorados anualmente en Europa en 3.000 M€. Por lo tanto, cuando estos residuos no se gestionan bien, las empresas no sólo pierden esta oportunidad de negocio, sino que además suelen incurrir en gastos para el tratamiento de sus residuos, lo que a menudo significa la incineración o los vertederos.

De hecho, lo que ocurre es que se está exprimiendo el planeta, extrayendo todos sus recursos mucho antes de que se regeneren de forma natural. En 2020, el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, que simboliza el momento a partir del cual el planeta entró en déficit ecológico, fue el 22 de agosto.

La Economía Circular es la alternativa que pretende generar valor económico considerando los recursos de los que se dispone y garantizando que se mantengan así para las generaciones futuras. Los residuos se transforman mediante la innovación para su reutilización, recuperación y reciclaje.

Cómo hacerlo

La fase de diseño del producto es donde existe la mayor oportunidad circular, ya que es responsable del 80% del impacto medioambiental de un producto a lo largo de su ciclo de vida. El ecodiseño pretende aumentar la vida útil de los productos, promover el uso de materiales alternativos, como los reciclados o compostables, y preparar el producto para su reutilización. Para su implementación, se debe comenzar con un análisis de la cartera de productos y seleccionar aquellos que tienen mayor oportunidad de rediseño.

En segundo lugar, estudiar el listado de materiales de los productos elegidos e identificar y priorizar las oportunidades de reducción de materiales y recursos alternativos. Y por último, utilizar técnicas de prototipado rápido, realizar pruebas de producto y definir una estrategia de ventas para el producto rediseñado.

Implementar un proyecto de sostenibilidad en una organización se parece mucho a una transformación cultural. Para que tenga éxito, es necesario que este objetivo forme parte de la visión estratégica de la empresa y que exista un compromiso de los directivos para implementarlo. A continuación, deben definirse objetivos ambiciosos, alcanzables y medibles, que se transmitan a todos los niveles de la organización.

Realizar estas transformaciones no es fácil y, por lo tanto, debe hacerse de forma progresiva, pero con alguna aceleración, sin prisa, pero sin pausa.

Recent Posts

Consultoría en Transformación KAIZEN™ Lean
La cultura on-demand
Cómo mejorar la calidad en la industria
 

¿Está interesado en los servicios de consultoría de Kaizen Institute?

Ayudamos a los clientes a lograr grandes resultados al poner en práctica paradigmas disruptivos.

¿Está interesado en las formaciones de Kaizen Institute?

Las formaciones de Kaizen Institute incluyen aprender la teoría, ponerla en práctica tanto en ejercicios como aplicado a su realidad y su Gemba

Newsletter

Reciba las últimas noticias sobre Kaizen Institute. Suscríbase ahora.

* campos necesarios

arrow up